NUESTRA   HISTORIA 
 
   Aunque existen indicios de que este bonito local situado en un palacete del siglo XVII ya era lugar de ocio y restauración para vecinos y viajeros de la Villa y Corte al menos dede el siglo XIX, el primer documento que así lo acredita, según el Archivo de la Villa, está fechado el 19 de Abril de 1911.
 
   EL LACON  conserva todo el sabor de los mesones típicos castellanos, cuya actualización a principios de los años sesenta fué obra de MANOLO  JAEN, arquitecto y dibujante de humor de la primera Codorniz "La revista más audaz para el lector más inteligente", y su buen amigo CHUMY  CHUMEZ, referente del humor gráfico y escrito de la España del siglo XX.
 
   En palabras de Chumy Chúmez: "Durante muchos años los colaboradores de La Codorniz nos reuníamos con su director Alvaro de la Iglesia una vez al mes (...) En uno  de aquellos almuerzos conocí al arquitecto Manolo Jaén que me encargó la pintura de los baldosines que todavía decoran El Lacón (...) los baldosines se cocieron en Talavera de la Reina y en Oropesa se hicieron las jarras y platos, ya fallecidos que estarán en el reino de los añicos."
 
   Y continua: " Hace años, poco antes de que muriese, yo solía encontrarme con frecuencia con Julio Camba para realizar lo que nosotros llamábamos la inspección de las tabernas (...). Además de su gran cultura gastronómica era un esteta. La decoración que rodea nuestros alimentos, me dijo un día, también se come, aunque sea con la mirada. Por eso le indignaba tanto la destrucción que estaban sufriendo la tabernas antiguas del Madrid donde los dos vivíamos (...) acababa de llegar de Italia la moda de los colores vivos, naranjas, rojos, amarillos chillones, verdadero atentado al buen gusto, y muchas tabernas con espléndidas decoraciones de principios de siglo, con barras de madera tallada (...) fueron destruidas para ser transformadas en cafeterías de muy mal gusto."
 
    EL LACON se mantiene fiel al diseño de Manolo Jaén, para gozo de Chumy Chúmez y su gran amigo el escritor Julio camba.
 
    De las mismas fechas data la escultura El Abuelo, expuesta en el establecimiento, de tamaño natural y obra del escultor segoviano JOSE MARIA GARCIA MORO, con nombre artístico "MORO", autor entre otras obras de una sorprendente escultura, dos mitades separadas por el aire, del músico Agapito Marazuela, y de la imponente de San Juan de la Cruz, ambas ubicadas en el entorno público de la Catedral de Segovia.
 
      El portero de la Catedral de Segovia, D. PABLO ALBA ALVAREZ posó como modelo para la escultura de El Abuelo; su hija aún recuerda cuando de niña acompañaba a su padre al taller del escultor.
 
                    
 
               
             C/. Manuel Fernández y González 8. Tef. Fax 914296042. Madrid.